Enseñanza

Con 32 ordenadores por cada 100 alumnos, según la Universidad Internacional de Valencia (VIU), España es segundo país de Europa con mayor ratio de ordenadores por alumno. Además, durante los últimos años se ha registrado un aumento en el uso educativo de dispositivos electrónicos, como pueden ser los IPads. Esto supone que, junto con el aumento de ordenadores portátiles y IPads, haya un incremento en el número de hurtos. Ante esta situación, donde los centros educativos se han convertido en un objetivo para los ladrones, es una prioridad disponer de los medios necesarios para mantener protegido el material del centro y el de sus alumnos.

Mantén tu centro educativo seguro

Tanto si se trata de una escuela, colegio, academia de idiomas o cualquier otra institución relacionada con la enseñanza, es necesario cuidar al máximo la seguridad del centro y de las personas que se hallan en él. Los métodos de seguridad se pueden llevar a cabo tanto manera activa, como el uso de cajas fuertes o armarios de seguridad ignífugos, como de manera pasiva, donde se incluyen espejos de seguridad y alarmas.

Protección del dinero y documentos académicos

Disponer de una caja fuerte en un centro de enseñanza supone mayor tranquilidad para directores y profesores, ya que es necesario un lugar completamente seguro en el que poder guardar dinero en efectivo u otros objetos de valor, evitando que puedan ser robados en caso de atraco. Para una amplia gama de funcionalidades, existe variedad de cajas fuertes:

• Caja certificada con cerradura de código electrónico con varios usuarios, lo que permite tener un control constante del acceso a la caja.
• Cajas de depósito o ranura: permiten que varias personas puedan depositar sobres u objetos de valor mientras sólo uno o dos tengan acceso al interior.
• Caja fuerte para la organización de las llaves del centro, evitando que terminen en manos de personas no autorizadas del centro.
• Armarios de seguridad ignífugos: se trata de una solución eficaz para proteger documentos en papel, como exámenes, datos históricos y otra información almacenada en formato sensible como discos duros, pen drives, etc.
• Armarios para ordenadores o tabletas: proteger los dispositivos electrónicos se ha convertido en uno de los propósitos de la mayoría de centros, debido a su valor en el mercado.

Prevención y seguridad para los alumnos del centro

Para prevenir y ser conscientes de aquellos ángulos con poca visibilidad en el recinto del colegio, es adecuado el uso de espejos de seguridad. Para las zonas interiores recomendamos los espejos acrílicos, que sustituyen a los espejos de cristal tradicionales y aportan mayor resistencia a posibles golpes sin sufrir roturas o grandes estropicios. Son prácticos para una mejor vigilancia de los alumnos en un gimnasio, donde sólo un profesor tiene que controlar una clase que se encuentra dispersa por todo el espacio. También resulta de gran utilidad en los pasillos, recepción y otros puntos del centro con poca visibilidad.

Los espejos de tráfico son ideales para aumentar la seguridad en el exterior del centro, especialmente protegiendo a los alumnos del tránsito en las entradas. Estos espejos añaden visibilidad tanto a los conductores como a los padres de los niños en zonas cercanas a la calle que suele estar muy transitada a la hora de dejar o recoger a los niños, o el parking.

Instalaciones en perfecto funcionamiento

Las escuelas y colegios cuentan con un sistema de alarma o campana para avisar del inicio y final de clases o del recreo, también sobre otro tipo de suceso o imprevisto, como un incendio o alerta general. Todo centro educativo preocupado por sus instalaciones, se encarga de revisarlas y llevar a cabo la renovación de éstas cuando sea pertinente. Por lo que ponemos a disposición dos tipos de alarmas, interiores y exteriores, con la más moderna y funcional tecnología del mercado.

 

Los expertos de SafeGear estamos disponibles para ofrecerle el mejor asesoramiento de seguridad para su ecuela o colegio, contáctenos por email o en nuestro chat.